Terremotos en la historia del Perú

Análisis de los movimientos sísmicos mas importantes en la historia del Perú

Terremoto en Arica – Perú en 1868

Datos Generales

El terremoto en la zona de Arica que por ese entonces le pertenecía al Perú, ocurrió un 13 de agosto de 1868 a las 16:00 aproximadamente hora local y no solo abarco Arica, sino también llego hasta medio Chile y gran parte de Colombia. Este sismo tuvo una intensidad de 8.3 R y causo al menos 1000 muertos a lo largo de la extensión que abarco el terremoto. El tsunami que se origino debido a este sismo no solo arraso con las costas peruanas, sino que llego hasta algunas zonas al otro lado del pacífico como Japón, Australia, Nueva Zelanda, etc.

Para hablar sobre lo que ocurrió en el terremoto, hemos dividido los daños por zonas para una mejor explicación.

Arequipa

Sin lugar a duda este fue uno de los mas terribles terremotos que sufrió esta ciudad. Documentos de la época cuentan que no quedaron viviendas y edificaciones que no hayan sufrido daños, ya que todos presentaban grietas y destrozos que causaron pánico entre la población por miedo a replicas fuertes que acabaran de tiras las casas abajo. Aunque el epicentro no estuvo en Arequipa, las ondas expansivas causaron destrozos y dieron origen a un gran tsunami que azoto sus costas causando la mayoría de muertes en esta ciudad por ese motivo.

Los daños mas significativos se produjeron en la iglesia de San Agustin, donde se derrumbo toda la boveda de un momento a otro en pleno siniestro. También la Plaza mayor se vio afectada cuando vio caer la mitad de la arquería del Portal del Regocijo. Además, hubo desesperación cuando el techo de la sala principal del Hospital San Juan de Dios se vino abajo sepultando a mas de 40 pacientes.

No solo fueron los daños directos del terremoto con lo que los arequipeños tuvieron que enfrentarse, ya que después del mismo se produjo grandes disturbios entre la población. Muchos llevados por la desesperación y otros por aprovechar el momento comenzaron a saquear las tiendas que quedaron afectadas por el terremoto. Los alimentos y el agua escaseaban, los agricultores vieron secarse sus cultivos por la destrucción de los canales de regadío y acequias. Si hay algo que rescatan de este acontecimiento es que la población, viendo la demora del estado, mostró su solidaridad entre ellos organizando brigadas de pobladores que se encargaron de remover los escombros para rescatar a los posibles sobrevivientes y muertos para darle cristiana sepultura. Además, se logro dar funcionamiento a algunos canales y acequias de regadío.

Catedral luego del terremoto de 1868

ILO

Para la ciudad de Ilo también este terremoto fue uno de los mas fuertes de su historia. En esta ciudad la intensidad del sismo se midió en 8 grados en la escala de Richter causando numerosos daños. Fueron pocos los edificios que no sufrieron daños por el siniestro. Además, en las costas de Ilo se sufrió, también, un fuerte tsunami que arrasó el antiguo pueblo de San Gerónimo. Documentos de la época cuentan que el agua destruyo toda la Plaza de Armas entrando por la playa Tres Hermanas .

La población de Ilo no tuvo mas remedio que correr a los cerros mas cercanos para escapar de as aguas que se venian destruyendo todo a su paso, el cerro donde la mayoría logro escapar es el cerro de Cabo de Hornos. Al volver a la ciudad en ruinas los pobladores se dieron con la gran sorpresa que en la iglesia de San Gerónimo, que estaba totalmente destruidas, se hallaban intactas las imagenes de San Gerónimo y de la Viegen del Rosario patronos de la iglesia y el pueblo respectivamente.

La plaza de armas de Ilo luego del terremoto y el tsunami de 1868

MOQUEGUA

Para hablar de los daños que sufrio Moquegua citamos al supremo de esta ciudad por ese entonces en una carta dirigida al prefecto general.

Moquegua, 14 de agosto de 1868

“Mi señor General Prefecto de este departamento:

Con bastante sentimiento comunico a usted que a las cinco de la tarde de ayer, se sintió un fuerte terremoto que ha destruido la mayor parte de la población; los movimiento de la tierra fueron tan recios y repetidos que no ha habido casa que haya podido resistir sin ser gravemente averida, esto es, la que no sido derribada desde sus cimientos.

Lamentablemente en extremo es señor Prefecto el cuadro que presenta esta ciudad; los templos, hospital y colegio todo queda derribado, incluso el reloj público. Las bodegas de las haciendas han tenido igual suerte y los licores que contenían, han corrido por el campo. Las pérdidas que nos ha ocasionado la catástrofe de que doy parte a usted son de pronto incalculables, y muchos años pasarán sin poder recuperarse; nótanse igualmente en el comercio perjuicios de gran consideración, pues casi todas las tiendas en su desploma han cubierto y destrozado los artículos que contenían.

Respecto a las víctimas que se lamente, no es posible por ahora fijar el número de las que habrían perecido en las casas derribadas, pues no existiendo en la policía una fuerza competente, no se ha podido levantar los escombros, además de que los movimientos de la tierra hasta ahora mismo se repiten amenazándonos mayor ruina, y en lo poco que se han levantado los escombros, se han encontrado cuarenta y tantos cadáveres entre hombres, mujeres y niños, y de temor se halla toda la gente del campo. Con el fin de desenterrar los muertos, levantar escombros y demoler edificios que ofrecen peligro he oficiado al Comandante General Coronel Leyseca, para que me remita de Torata parte del batallón, y por el oficio que de dicho Coronel adjunto a usted, se impondrá de que en aquel pueblo ha ocurrido iguales desgracias. Dígnese pues usted si lo juzga conveniente poner esta comunicación en conocimiento del Supremo Gobierno para que sirva exonerar a esta Provincia del pago de la contribución predial del semestre de San Juan que lo juzgo imposible de realizar, pues hasta la fecha no se ha conseguido su realización.

Dios Guarde a usted.

P.O. Cores” (Kuong Cabello : 1982)

En esta cita se puede apreciar ma magnitud del desastre reinante en esta zona del Perú, donde se informa de la catastrofé sufrida y de la incapacidad de la autoridad por sostener el orden y ayudar a los heridos y hacer un informe sobre muertos y destrozos en general.

TACNA

Esta ciudad también se vio afectada por el sismo que causo al menos 40 muertes y muchos daños materiales. Los sismos como replica duraron varios días después de sucedido el terremoto aumentando el miedo así en la población. Como anecdota se puede mencionar que en su libro Tradiciones Peruanas, Ricardo Palma cuenta la historia de Locumba, el cual habla de una maldición al que desenterrará el oro de Locumba, justo cuando saqueadores estaban por robarlo se produjo el fuerte terremoto que dicen que volvió a enterrar el oro que ya había sido desenterrado por los profanadores.

ARICA

Arica fue la ciudad donde se origino el terremoto, llámese epicentro. En esta ciudad donde vivian aproximadamente entre 15mil y 20 mil habitantes se produjo el mayor daño del terremoto, la intencidad vivida en esta ciudad se mide en 8.5 grados en la escala de Richter. Los muertos que se contaron por este siniestro
ascendieron a 300 entre atrapados por los escombros y los ahogados por el tsunami.

En el muelle se encontraban barcos de bandera peruana, americana e inglesa que se vieron afectados por la gran hola de unos 8 a 12 metros aproximadamente que azoto la ciudad de Arica que llevaba mucho tiempo de franco desarrollo. Los barcos anclados cedieron con la fuerza del mar sosobrando algunos y otros arrasados y destrozados por el impacto contra el Morro de Arica.

“(…)Hacia las cuatro de la tarde me encontraba en la cabina del comandante cuando nos sobresaltamos, pues el barco vibraba como cuando se deja caer el ancla y la cadena gime en los escobenes. Seguros de que no podía tratarse de esto, corrimos hacia el puente. Atrajo nuestra atención una nube de polvo que avanzaba desde el sureste por tierra, al mismo tiempo que crecía la intensidad del ruido. Ante nuestros ojos estupefactos las colinas parecían tambalearse, y el suelo se agitaba igual que las pequeñas olas de un mar picado.”(Billings:1868)

En esta cita echa por el oficial L.G. Billings, del navío de bandera norteamericana Wateree, menciona como desde su barco, antes del tsunami, presenciaron todo el acontecimiento que ocurria en la tierra. En sus palabras se puede apreciar la magnitud del sismo que se vio inclusive desde las playas.

Navio Wateree en 1868

“En tierra, los sobrevivientes atravesaban mientras tanto la playa y se apiñaban en el pequeño malecón, llamando a las tripulaciones de los barcos para que ayudadran a sacar a sus parientes de las confusas ruinas y transportarlos a la aparente seguridad de los barcos anclados. Esto era más de lo que podíamos soportar, así que de inmediato bajamos la lancha con trece hombres a bordo. Alcanzó la ribera y la tripulación desembarcó de inmediato, dejando solamente un marinero de guardia en la embarcación. Mientras tanto, abordo tratábamos de organizar un equipo armado de palas, hachas y zapapicos, cuando un rumor atrajo nuestra atención; al volver los ojos a tierra vimos com horror que el lugar en el que se encontraba el muelle lleno de seres humanos, había sido tragado en un instante por la repentina subida del mar, mientras que nuestro navío, flotando sobre la superficie, no lo había notado. Veíamos asimismo la lancha con sus tripulantes arrastrados por la irresistible ola hacia el alto acantilado vertical del Morro, en donde desaparecieron entre la espuma formada por la ola al romper sobre las rocas.”(Billings:1868)

ACa podemos ver como el tsunami acabó con la mayoria de los barcos que estaban anclados en el muelle, la desesperación y el sentimiento con el cual este marinero describe las escenas nos hacen saber la intencidad de lo vivido por este sismo nunca antes sentido en esta zona.

El Terremoto de 1868 acabó con muchos pueblos prosperos de esa epoca, ciudades que fueron levantadas por el esfuerzo del hombre durante muchos años fueron destruidas por la naturaleza en algunos minutos. A este se le sumo una gran crisis que el Perú paso incapas de reconstruir todas las zonas afectadas y posteriormente afectado en todo entendimiento por la Guerra del Pacifico con Chile, que llego cuando aun se estaba reconstruyendo las ciudades.

Bibliografia

Zora Carvajal, Fortunato (1966). Tacna, historia y folklore. Cooperativa San Pedro.
Retazos de la Historia de Moquegua, Edición de 1982, página 126-127, Luis E. Kuong Cabello
Palma, Ricardo (1860). Tradiciones peruanas. Lima.
ILO NUESTRA HISTORIA (1997) (http://eadriazola.blogspot.com/2007/08/ilo-y-el-terremoto-de-1868.html) Sitio web de acontecimientos mas historicos de la ciudad de ILO(consulta: 19 de abril)
Billings, L.G.(1868) Relato Oficial del terremoto de 1868. Carta oficial 8 de agosto de 1868

About these ads

4 comentarios»

  Tuvi wrote @

carajo no hay nada nuevo

  Tuvi wrote @

Mierda burno no escribas lisuras en internet y menos con mi correo

  Tuvi wrote @

pongan ooskar en google y apreten voy a tener suerte

  Junior wrote @

Ante todo agradecer por el trabajo de recopilacion de informacion a la o las personas encargadas de este trabajo ya que la historia debe ser difundida atravez de este medio a todas nuestras generaciones con la finalidad de prepararnos y corregir errores del pasado en materia de seguridad ante los sismos y posterior tsunami aprovechando la tegnologia que tenemos hoy en dia atte junior


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: